El goce de vivir una pasión

Estamos en una época donde hablar de gozo y de pasiones
parece estar de moda. Sin embargo, la posibilidad del gozo y de la pasión por
lo que hacemos es un derecho y un sentimiento que nos pertenece a todos los
seres humanos sin importar el momento de la historia.

El gozo es un sentimiento que cualifica la conexión con la
superabundancia de la vida.

Quiero hacer esta reflexión entendiendo el goce como aquella
sensación profunda, que va más allá de que seas feliz porque un sueño se
cumple, que trasciende tu alegría de haber recibido un regalo especial, o de
haberte encontrado con personas que a amas. Todo esto es muy valioso y te
recuerda que es en la gratitud profunda por ser protagonista de toda la
maravillosa expresión de la vida, cuando empiezas a caminar una vida en gozo y
donde pierdes el miedo para vivir desde lo que te apasiona.

Para vivir con pasión, lo primero que debes hacer es
enfrentar los miedos. No conectarás
tus pasiones si vives con ellos. En otras palabras, el primer riesgo que
necesitas correr es mirar tus miedos y decidir superarlos.

Observa a otras personas que tu consideras apasionadas y
arriesgadas. Aprende de ellos, contágiate
de su ímpetu para vivir y ayúdate a conectar tu fuerza para avanzar más allá de
tus miedos.

Una vez superados tus miedos, los paradigmas antiguos no te
son muy útiles. Por eso es necesario reinventarte.
Hay que atreverse a experimentar, a aprender, a perder el miedo a equivocarse y
a volver a empezar. Los nuevos comienzos no son malos. Muchas personas temen
volver a empezar y a reconocer que se han equivocado de camino porque ya llevan
mucho camino recorrido.

Considerar el volver a empezar no es fracaso, puede ser la
gran oportunidad de implementar aprendizajes únicos producto de tu paso
anterior errado.

Una vez superados tus miedos, y mientras recorres el camino
de la reinvención, puedes encontrar muchas pasiones. Aprovecha para conocer
mucho de lo que disfrutas, mira lo que te gusta y lo que no de aquello que amas
hacer.

Ahora
enfócate y no empieces a saltar de un
hobby a otro. Para ningún emprendedor apasionado ha sido fácil sacar adelante
sus proyectos. Simplemente, su verdadera pasión es mas grande que los
obstáculos; por eso no hay miedo a superarlos. Recuerda que lo que se siente
más profundamente es el goce de haber encontrado nuestro propio camino.


¡Que tu emprendimiento tenga un propósito superior!

Las empresas guiadas por propósitos que van más allá de los resultados económicos son mucho más fuertes y exitosas que aquellas a las que solo las mueven los resultados financieros.

Claro está que una empresa que no dé resultados financieros no puede ser sostenible en el tiempo; pero cuando éste es el único motor visible y calificado por sus directivos, también tiende a no ser viable y exitosa a largo plazo.

Muchas empresas en punto de estancamiento están construyendo sus propósitos en el camino, comprendiendo la relevancia que estos tienen para su sostenibilidad.
Por esta razón, y teniendo en cuenta que hoy estamos rodeados de proyectos de emprendedores jóvenes y de equipos interdisciplinarios, conviene saber que en Colombia, el 70% de los nuevos emprendimientos se cierran al tercer año y al quinto un 15% más. Solo unos pocos logran sobrepasar la barrera de los 5 años.

Y eso no quiere decir que todos estos emprendimientos nacieron sin propósito. Muchos de ellos pudieron haber tenido propósitos tan elevados que lograban inspirar a otros cuantos, pero que no tenían una clara estructura de administración y soporte financiero. La falta de estructura puede agotar cualquier propósito superior, por apasionados que estemos con nuestro emprendimiento. Mejor dicho: el propósito en sí mismo no garantiza la sostenibilidad de un emprendimiento.

Se requieren, entonces, emprendedores full espectro, profundamente conectados con la realidad y con el contexto económico en el que van operar.
Esta comprensión les otorga la consciencia y les permite dosificar su pasión con el emprendimiento, lo cual a su vez eleva el propósito e ilumina el camino que se emprende.

Entonces, ¿por qué tener un propósito en tu emprendimiento?

1. Es la principal forma de llamar la atención e interés del público a tus clientes.
También es la mejor forma de justificar y legitimar la importancia del emprendimiento ante inversionistas.

2. Te da claridad sobre el talento que necesitas.
Podrás seleccionar o atraer las personas idóneas para acompañarte. Las nuevas generaciones son exigentes sobre la alineación de sus propósitos con los proyectos laborales en que se comprometen.

3. El propósito superior en un emprendimiento actúa como el faro para los navegantes.
Cuando la marea se hace difícil, el propósito es la luz que hace posible mantener vivo el sueño y optimizar fuerzas para superar los tiempos difíciles.

4. El propósito superior es lo que permite la construcción de tu legado.
Solo de esta manera tu sueño permanecerá en el tiempo. Es la entrega de inspiración y sentido para tus seguidores.


La magia de los nuevos comienzos

La vida está en
permanente renovación. Ella está en el presente y hacia delante, y es la mente
la que se queda en el pasado, en el paradigma de que todos los días estamos
viviendo una rutina o agendas repetitivas. Sin embargo, no es así; lo que está
vivo está en permanente transformación.

Entonces, ¿cuándo
logramos ver los nuevos comienzos?

Generalmente,
cuando atravesamos un cambio drástico aparece la necesidad de iniciar cosas
nuevas, así como en los comienzos de año, los cumpleaños y las fechas que nos
hacer recordar que la vida está avanzando. No obstante, si vivimos con la
consciencia de que la vida no se detiene, y fuésemos más atentos y sensibles a la
constante transformación, quizá también seriamos mas facilitadores de esta
transformación en nosotros mismos.

Los nuevos
comienzos se conectan con la necesidad de estar atentos a las señales del instinto
creativo y de la curiosidad por la vida.

Cuando se abren
nuevos caminos debemos permitir que las ideas diferentes nos aborden, que haya
lugar para experimentar y para aceptar el reto de crecer, encontrando en las experiencias
similares ya vividas lo nuevo que no hemos visto aún.

Los nuevos
comienzos nos invitan a correr riesgos, a la posibilidad de cometer errores y al
camino del aprendizaje. Recuerda que el miedo bloquea los nuevos comienzos en
tu vida.

Es importante
resaltar que un nuevo comienzo no consiste en buscar nuevos trabajos, nuevos
viajes o nuevas formas de vida. Realmente consiste en tener nuevos ojos para
verla y para descubrir nuevos escenarios.

El mundo afuera se
transformará como resonancia de tu transformación.

¿Cómo hacer para
estar abiertos a las nuevas experiencias?

1.  Sal de tu rutina.

Suelta tu zona de
confort y atrévete a poner en cada día algo que te eleve la inspiración.
También haz pausas para sentir la maravillosa bendición de estar vivo.

2.  Permite que, en el
silencio de tu mente, tus pasiones y potenciales se revelen.

3.  Permítete vivir
haciendo algo que amas.

Disfruta sin que
importe el resultado final. Si lo vives con amor, consciente de cada aprendizaje,
no tardarás en ser un experto.

4.  Vive con la
humildad de aceptar que tu no controlas la vida.

Tu estás en la
vida para aprender y tienes la libertad para elegir tus aprendizajes, pero no
los resultados. El camino que elijas de corazón y con humildad, te conectará
con tu esencia más profunda, te permitirá trascender y, lo más importante,
encontrar tu paz mayor.


¡Descarga todos los mandalas de 2017!

Reunimos en un solo archivo todos los OMA mandalas que publicamos para tu descarga en 2017. Así que, si te perdiste alguno o quieres volverlos a colorear, puedes darle color a tu vida descargándolos en este link: 

OMA MANDALAS 2017

¡Activa tu potencial!


Guía para integrar lo aprendido en 2017 y crecer en 2018

Es una interesante reflexión cuando recorremos el camino de la autoconsciencia, preguntarnos cómo podemos crecer en 2018. 

Esto no implica que lo sucedido en el 2017 no haya terminado bien. Simplemente, esa es la actitud de un ser humano consciente, en la búsqueda cotidiana de ser un mejor canal para que sus potenciales brillen más y mejor.

La búsqueda de la perfección puede obsesionarnos y convertirnos en neuróticos y tiranos, primero con nosotros mismos y luego con las personas que nos rodean. Este proceso en el que la mente nos cuestiona todo lo que hacemos puede llevarnos a momentos de parálisis y pérdida de la libertad para actuar.

Sin embargo una mente consciente, abierta a servir mejor, encuentra en cada experiencia de la vida un propósito que trasciende en aprendizajes para continuar ampliando posibilidades que liberan y dan paz. 

Por eso, hoy quiero invitarte a reflexionar con amor y sin juicios. Más bien, en un actitud de aceptación y gratitud por lo vivido durante el 2017, donde puedas reconocer en las experiencias vividas lecciones de vida que amplíen posibilidades de crecer y sentirte aun mas dueño de ti durante 2018.

Para construir estos aprendizajes que integraras en este nuevo año, quiero invitarte a continuar con la reflexión que hicimos la semana pasada en el blog, pues aprendemos de las experiencias gratas, de las difíciles y de las personas que nos rodean. 

Todo lo sucedido el año anterior fue necesario para que hoy estés donde estas, y el primer paso para avanzar, en caso de que el lugar donde estés no sea agradable, es comprender para qué sucedió lo que sucedió y que cosas retaron en ti estas experiencias. 

Si hoy te encuentras en un momento agradable de tu vida, es igual. La vida continúa su movimiento y es importante reconocer cuales son los siguientes pasos para que estos momentos gratos no se esfumen entre tus manos, sino que los integres en la comprensión de que en la vida eres la obra y eres el escultor, el creador y lo creado. 

Este discurrir mágico, amoroso y cargado de humildad para recibir cada experiencia y cada ser humano con ella, también te hace responsable de lo que eres capaz de generar en tu mundo.

 A la luz de esta reflexión quiero invitarte a retomar nuevamente los cuatro puntos de reflexión usados para el cierre del 2017:

-  Enumera las experiencias más significativas durante el 2017.

- Ahora identifica los tres momentos más difíciles vividos durante el 2017.

- Continua con los tres momentos de mayor felicidad y goce vividos en 2017.

- Finalmente, identifica las personas con las que hiciste vínculos más importantes durante el 2017.

Una vez identificados, te sugiero escribir en cada uno de los puntos cuál fue tu aprendizaje, ya sea de las personas o de los momentos del año pasado. Si en algún punto se te de dificulta identificar el aprendizaje, puedes preguntarte por la capacidad o habilidad que te retó determinada situación o las nuevas características descubiertas en ti a partir de dicha experiencia o del encuentro con otra persona.

Una vez tengas tus cuatro respuestas, visualiza qué puedes hacer diferente durante este año que inicias, llevando en tu equipaje los aprendizajes mencionados. ¿Cómo puedes utilizar en tu vida práctica estas experiencias? Y por qué no, ¿qué nuevas actividades o acciones vas a implementar para asegurarte de aprovechar al máximo lo aprendido durante el 2017?

Recuerda: eres la obra y el creador. Visualiza, crea un propósito, genera rutas nuevas creativas e inteligentes, pero vive con el corazón abierto y tu mente atenta a los nuevos y grandiosos aprendizajes. 

En 2018 habrá una aventura cada día, una aventura que vale el goce de despertar cada día para vivirla.

¡Namaste!