En la medida en que el líder empodere a sus empleados,
también libera tiempo y energía para actividades estratégicas que atañen a su
rol.

Un equipo empoderado es autónomo, auto dirigido, auto
consciente y en auto evolución.

Cuando un líder empodera a su equipo, está generando un grupo
de personas líderes de su desarrollo y el de la organización.

Aquí dejo siete maneras extraordinarias de empoderar a tus
empleados:

1. 
Confía en el conocimiento de tu equipo.

Convéncete de que la única forma de hacer
las cosas no es la tuya.

2. 
Delega resultados y no solamente tareas.

Entregue el proceso completo dando
autonomía para la toma de decisiones. Sé especifico en el resultado, no necesariamente
en el cómo.

3. 
Conoce las habilidades de sus colaboradores.

Reconozca su potencial para que delegue
acorde a las capacidades de sus miembros y activa su desarrollo.

4. 
Delega dejando tiempo suficiente para que la
persona revise y perfeccione la tarea.

5. 
Estimula los avances y el aprendizaje.

No esperes a que llegue la gran meta para
dar las felicitaciones. Un estímulo a tiempo,impulsa el deseo de aprendizaje
del equipo y de continuar desarrollándose.

6. 
No le cortes las alas a los miembros del equipo.

Si alguien tiene que partir, llegará la
persona que corresponde.  Las personas
felices y satisfechas en su lugar de trabajo garantizan los mejores resultados.

7. 
Crea espacios de discusión y de análisis.

Los diferentes puntos de vista estimulen nuevos
observadores, legitimen la diferencia y amplíen el conocimiento y las
perspectivas.