No es un secreto: estamos en un entorno muy competitivo y la apertura de
fronteras está generando altos niveles de exigencia para los líderes. 

Las
integraciones de empresas reducen las plazas de trabajo y los escenarios de
actuación, lo que incrementa los niveles de responsabilidad
sobre los directivos, y hace que entren en unas cargas laborales altas con
gran exigencia en temas de calidad y de velocidad de respuesta.

Estas condiciones llevan a que los líderes cometan errores
que, a la larga, afectan su desempeño personal y profesional.

Aquí menciono cinco fallas que cometen los líderes de hoy, y que pueden afectar tu desempeño y tu proyección. 

¡También te dejo las soluciones para que no te pase!

1. 
Olvidar hacer pausas para reflexionar de forma individual
y en equipo. 

Hay líderes que entran en una mecánica de velocidad y de ejecución imparable. Solución:
generar pausas, hacer y propiciar reflexiones individuales y en equipo, y tener espacios dispuestos para el
descanso dentro de la agenda.

2. 
Abandonar la familia por estar dedicado a las
agendas laborales. 

La solución a esta falta generalizada es sencilla: organiza tu agenda de manera que tengas espacio
para lo personal y lo laboral. También, delega dentro del ámbito laboral todas las tareas posibles: empodera tu equipo.

3. 
Creer ser el poseedor único del conocimiento. 

Hay líderes que no
delegan, que se sobrecargan, y que endose sus errores a otros. La solución: ten la
humildad suficiente para admitir que el conocimiento se adquiere día a día,
producto de la experiencia y del error. Recuerda que se enriquece más el conocimiento cuando
se comparten los saberes y escuchas al otro.

4. 
Tener un nivel alto de auto exigencia.

Eres perfeccionista
y dedicas muchas horas a trabajar. Y para peor: caes en el error de exigirle a tu equipo que
trabaje de esa misma manera. Solución: equilibra tu vida y comprende la
importancia de un líder full espectrum para generar equipos full espectrum. En
otras palabras, un líder profesional, humano, relacional, trascendental. Todos esos aspectos garantizan vida y equipo con éxito y satisfacción.

5. 
Administrar a través de la autoridad y el miedo. 

El riesgo de hacer esto, en vez de empoderar al equipo, es caer en exceso de control. Por lo tanto tendrás más trabajo, menos tiempo para ti mismo y más freno en el desarrollo del
conocimiento. Solución: activa la confianza en el equipo y piérdele el miedo
al error. El error es un gran maestro. Si estamos atentos, siempre nos lleva a
conocimientos mayores. El error es bienvenido si sirve como aprendizaje para
que no se repita.