Meditación de sanación

Hoy te regalo esta meditación guiada de sanación para que recuperes tu estado de salud, relajación e introspección. 

Dale lugar a una mente en paz y a un cuerpo saludable con esta meditación guiada. Un regalo que reactivará tu equilibrio mental y físico y mejorará tu visión de la vida.

Desconéctate del entorno, encuentra un lugar cómodo y regálate un momento para ti. 


Meditación de la semana: Navegando al infinito

Hoy te regalo este viaje al infinito para que filtres todo aquello que te estresa y te preocupa. 

Dale lugar a una mente en paz con esta meditación guiada. Un regalo que mejorará tu visión de la vida, desarrollar tu espíritu, aumentar tu sensación de paz y tranquilidad, aumentar el autoestima y controlar comportamientos destructivos.

Desconéctate del entorno, encuentra un lugar cómodo y regálate un momento para ti. 


Meditación de la semana: Baño de luz.

Con este baño de luz te invito a que filtres todo aquello que te estresa y te preocupa: dale lugar a una mente en paz.

Con esta meditación guiada que te regalo hoy podrás mejor tu visión de vida, desarrollar tu espíritu, aumentar tu sensación de paz y tranquilidad, aumentar el autoestima y controlar comportamientos destructivos.

Desconéctate del entorno, encuentra un lugar cómodo y regálate un momento para ti. 




Seis claves para generar una influencia positiva en el mundo

Las personas que hacen
una diferencia real en el mundo no tienen poderes mágicos ni son,
necesariamente, seres privilegiados. Muchos de ellos han sobrevivido a
situaciones adversas pero han encontrado la manera de levantarse a sí mismos,
han buscado la forma de elevarse por encima de sus circunstancias para
transformar sus propias vidas y, en muchos casos, la vida de quienes les
rodean.

En mis
reflexiones sobre las características de personas, lideres y figuras
representativas que logran marcar una diferencia importante o impactar en su
entornos, he tenido el privilegio de conversar con algunos de ellos, y aun que
las personas que influyen de manera significativa en el mundo, no son el
volumen mas alto de personas, si son las que logran dejar las huellas mas
importantes que se vuelven referentes útiles para muchas otras personas.

¿Cómo han logrado ellos generar un impacto significativo en su entorno?

Estos son algunos comportamientos fundamentales que he podido observar
en  las personas que han impactado positivamente
en su entorno:

1. Ellos decidieron encontrar lo que les da sentido y propósito a su vida y
dedican su hacer a ello.

Quienes logran
influenciar positivamente el mundo  han
decidido seguir esa percepción interna de tener un propósito y sentido por el
cual están en el mundo y se han tomado el riesgo de buscarlo y honrarlo, muchos
seres humanos se han hecho esta misma pregunta, pero pocos deciden orientar su
vida en el encuentro de este. Para las personas que han encontrado un propósito
y sentido, por lo general conducen sus vidas con un orden propio que les genera
paz, o incluso usan sus experiencias, en muchas ocasiones dolorosas, como un
medio para servir a otros.

Este sentido de
significado y propósito genera una energía inagotable que les permite reconocer
dónde desean estar o llegar en su vida, y detectan también de lo que tienen que
alejarse por no ser compatible con su propósito más elevado.

2. Invierten tiempo y energía en su mejora continua.

Las personas que impactan de forma positiva viven con la consciencia de ser
imperfectos, vienen al mundo con una "mente de principiantes" y un
corazón amoroso y compasivo, abiertos para ver, aprender y experimentar cosas
nuevas en el camino. Ellos no invierten energía en lo que es simplemente, ellos
están pensando en lo que puede ser. Cuando ven algo que los perturba o incomoda
se esfuerzan por saber más, lo investigan hasta llegar a nuevas soluciones o
aprendizajes.

Se mueven en el mundo
con la comprensión de que su conocimiento no es "completo", que no
necesitan tener el control de todo y que siempre hay nuevos lugares para ir en
busca de aprendizaje, no para beneficio propio, sino con el animo de servir
mejor o por el solo placer de aprender mas.

Reconoce con facilidad
en cada experiencia inesperada una nueva oportunidad de aprendizaje y acepta
con humildad que la vida es mas importante que sus pequeños intereses
personales.

Ellos quieren influir y
hacer parte  de la transformación, ya que creen que el cambio después de
un aprendizaje cuidadoso traerá una mejor manera de vivir. En otras palabras,
estas son personas que piensan que el cambio comienza por ellos, no están
esperando que el mundo o los otros cambien, ellos lo hacen.

3. Se involucran abiertamente con otras personas y buscan el beneficio
mutuo.

Ellos entienden el
poder de las relaciones, se comprometen con el mundo abiertamente, de forma
natural y genuina. No tienen miedo de conectarse con otros compartiendo sus
conocimientos y talentos, Se asumen con seguridad y saben que las relaciones
positivas, de apoyo auténtico son los cimientos fundamentales para todo lo que
quieren lograr, en la consciencia de que el beneficio mutuo nos eleva a niveles
superiores de comprensión.

Construyen relaciones
basadas en la seguridad y reafirmación personal, con lo cual los vínculos se
construyen sin limites y sin percepción de riesgos o amenaza de uso por el
otro.

4. Comparten el conocimiento con generosidad.

Ellos no ven su conocimiento
como una máquina de hacer dinero. Lo ven como un aprendizaje que debe ser
compartido con el mundo para su mejoramiento y con la certeza que puede
regresar nutrido de nuevos saberes y aprendizajes. Creen que sus ideas e
innovaciones son de uso y valor para los demás, y no pueden dejar de
compartirlos abiertamente y enseñar a otros lo que han aprendido. Viven el
principio universal - "cuanto más das, más recibes."

5. Ascienden en la vida empoderando a los demás.

Las personas que
impactan positivamente en el mundo no sólo obtienen resultados sorprendentes en
su trabajo y en su vida, sino que la forma como proceden en la vida para
obtenerlos también es inspiradora y edificante, con lo cual las personas que le
rodean también se engrandecen y aprenden a liberar su potencia por ellos
mismos.

Están dispuestos a
ayudar y apoyar a los demás independiente de que las otras personas continúen o
no a su lado.

Estas personas que influyen positivamente quieren que otros crezcan y se
fortalecen con la luminosidad y grandeza de los otros, prefieren alejarse de
situaciones que podrían brindarle éxito a costa del sacrificio de otros o
pasando por encima de otros. Reconoce comportamientos anti-éticos que pueden
afectar los propósitos fundamentales que le inspiran en su vida.

6. Utilizan su poder e influencia.

Los líderes influyentes
buscan afectar el mundo para mejorarlo, así que son cuidadosos y prudentes con
sus palabras, acciones y comportamientos, reconocen que el uso inadecuado de su
influencia puede afectar también de manera inadecuada, por esto se cuidan
de  operar con el corazón, y se ocupan
profundamente por su estilo de liderazgo, su comunicación, y la influencia que
tienen. Se toman en serio el rol que representan, reconocen su papel especial
y  lo aceptan con gratitud y cuidado, usan con honor y responsabilidad
especial el poder que tienen sin hacen alarde o mal uso de este.

¿Quieres hacer un
impacto positivo en tu mundo? ¿Cuál de estos comportamientos se ajustan a tu
realidad actual? ¿Qué necesitas empezar a hacer hoy?


Siete maneras extraordinarias de empoderar a los miembros de tu equipo

En la medida en que el líder empodere a sus empleados,
también libera tiempo y energía para actividades estratégicas que atañen a su
rol.

Un equipo empoderado es autónomo, auto dirigido, auto
consciente y en auto evolución.

Cuando un líder empodera a su equipo, está generando un grupo
de personas líderes de su desarrollo y el de la organización.

Aquí dejo siete maneras extraordinarias de empoderar a tus
empleados:

1. 
Confía en el conocimiento de tu equipo.

Convéncete de que la única forma de hacer
las cosas no es la tuya.

2. 
Delega resultados y no solamente tareas.

Entregue el proceso completo dando
autonomía para la toma de decisiones. Sé especifico en el resultado, no necesariamente
en el cómo.

3. 
Conoce las habilidades de sus colaboradores.

Reconozca su potencial para que delegue
acorde a las capacidades de sus miembros y activa su desarrollo.

4. 
Delega dejando tiempo suficiente para que la
persona revise y perfeccione la tarea.

5. 
Estimula los avances y el aprendizaje.

No esperes a que llegue la gran meta para
dar las felicitaciones. Un estímulo a tiempo,impulsa el deseo de aprendizaje
del equipo y de continuar desarrollándose.

6. 
No le cortes las alas a los miembros del equipo.

Si alguien tiene que partir, llegará la
persona que corresponde.  Las personas
felices y satisfechas en su lugar de trabajo garantizan los mejores resultados.

7. 
Crea espacios de discusión y de análisis.

Los diferentes puntos de vista estimulen nuevos
observadores, legitimen la diferencia y amplíen el conocimiento y las
perspectivas. 


El éxito de tu equipo de trabajo no solo depende de ti.

Me encuentro con equipos que, con
frecuencia, expresan lo buenos que son haciendo lo que hacen y endilgando las
dificultades en la organización a las insuficiencias de los otros equipos de la
empresa.

Pero no se trata de que los otros equipos
no hagan su trabajo o lo hagan mal: es importante reflexionar qué es lo que
hemos hecho o dejado de hacer para ser más exitosos de lo que somos ahora.

El que un equipo sea más exitoso o no, no
depende del equipo mismo, ni de lo que sucede en su entorno.

Depende, más bien, de su capacidad para mirar
hacia adentro y de elevar sus propios potenciales internamente.

A continuación, algunas condiciones comunes
en equipos ganadores y exitosos:

1. 
La grandeza del equipo no está en las
capacidades individuales.

Está en la dinámica particular de interacción que los miembros del equipo
logran. El resultado de generar nuevos conocimientos a partir de conectar las
múltiples sabidurías individuales siempre será mas ganador y mas potente que la
experticia particular.

Los grandes equipos están dispuestos a retarse permanentemente y generan
dinámicas que estimulan y mantienen el disfrute de cada integrante del equipo
por actualizar y generar más y mejores aportes.

2. 
La habilidad para decirse abierta y francamente
los juicios críticos y apreciativos que resultan entre todos ellos.

Esta habilidad de generar espacios de sana confrontación siempre redunda
en la generación de vínculos fuertes y solidos que aseguran la confianza
suficiente y el respeto para entender que, por difícil que sea lo que un
compañero está expresando, es con la intención de edificarle. Esto, por
supuesto, redundará en la evolución del equipo.

Solo los grandes amigos y los que desean lo mejor para nosotros se
atreven a expresarnos lo que tenemos por mejorar. Si logramos escuchar con
humildad siempre tendremos oportunidades de mejorar y renovar aprendizajes.

3. 
El conocimiento de cada uno de sus miembros.

Conocer los límites y las posibilidades de los integrantes del equipo
genera fluidez y claridad respecto de lo que puedo esperar o no de cada
compañero en las diferentes situaciones que vive el equipo de trabajo. Además, en
los momentos críticos sabes con quien puedes contar y existe la confianza
suficiente para delegar con la claridad de lo que puedes esperar.

El conocimiento de los compañeros es clave para comprender los alcances
del rol y las habilidades que les permite rotar o complementar las actividades
del equipo.  

4. 
El disfrute de trabajar con el otro y de sentir
que el otro hace parte de mis éxitos. 

Es construir el sentimiento de unidad con
los compañeros de trabajo, lo que garantiza que tanto los aciertos como los
desaciertos se asuman conjuntamente, comprendiendo a su vez que las
responsabilidades e inquietudes particulares se pueden resolver con una buena
conversación al interior del equipo aprovechando la experticia de sus
compañeros.

5. 
Objetivos claros.

Tener claridad en la meta e interiorizarla de tal manera que todos puedan
entenderla en cualquier idioma, permite asegurar la comprensión desde cada rol
su impacto en la estrategia organizacional, asegura la confianza de los aportes
individuales y eleva la autoestima de cada participante en el equipo.

6. 
Un líder que articule, que genere confianza, que
viva el privilegio de facilitar el desarrollo del equipo más que protagonizar
con su autoridad.

En
otras palabras, un equipo exitoso cuenta con líderes capaces de inspirar el
líder que hay en los otros. 


Cinco reglas de oro que no puedes olvidar desde la cima de tu carrera.

¡Felicitaciones, ya tienes el cargo que soñabas! Tu
desempeño y tus resultados visibles te han puesto allí, así como el deseo
intenso por marcar la diferencia en tu campo de acción.

Lo cierto es que no siempre al llegar a la cima
tenemos la claridad de lo que significa estar en ese lugar. 

No siempre tenemos
la consciencia de lo que implica ocupar un rol representativo en la
organización, o en la sociedad, o quizá en la familia.

Durante el recorrido por muchas de las empresas a
lo largo de Latinoamérica, he tenido la oportunidad de conversar en profundidad
con directivos de alto y mediano nivel en la organización.

Y, aunque cueste creerlo, una de sus situaciones más
comunes es que muchos han trabajado arduamente por llegar a la cima simplemente
porque se les convirtió en un hábito trabajar por estar allí. Pero, una vez
alcanzan su meta, no le encuentran sentido o les agota el hecho de tener que
mantenerse allí.

¿Es ese tu caso? Si es así, recuerda:

1. 
Pregúntate aquí y ahora: ¿Ocupar ese cargo
directivo tiene que ver con el cumplimiento de una misión significativa en tu
vida?

La razón de ser al llegar a la cima debe ir más allá del reconocimiento de
otras personas o los beneficios materiales que esto implique. Y es que, aunque
esto pueda ser estimulante, con el tiempo pierde su efecto y aparece la
sensación de no tener sentido y de estar sacrificando su vida por otros.

Cuando se está en la cima, lo verdaderamente importante es sentir que estas
allí por el placer de hacer lo que realmente te apasiona, lo que realmente te
impulsa en la vida y por lo mismo te hace feliz. El que otras personas te
reconozcan es solo la consecuencia natural de cumplir con una labor útil y
quizá de servicio para otros.

2. 
Sé humilde: Reconoce que continúas siendo un ser
humano en aprendizaje.

A pesar de la experiencia que tengas en aquello que te ha hecho grande, tu
verdadera grandeza está en la posibilidad de seguir descubriendo y
desarrollando tu don.

3. 
Activa la grandeza de tu equipo: La ascendencia que
logra tu equipo es el reflejo de tu capacidad de empoderarlos.

Cuando se está en la cima, es importante reconocer la participación de
las personas que han estado a tu alrededor. Cuantas más personas inspires y
logres potenciar en el camino de llegar a la cima, con seguridad tendrás mayor
respaldo para los momentos más exigentes.

4. 
Saca tiempo para ti.

Uno de los grandes puntos de inflexión o desgaste
cuando se está en la cima, es creer que para permanecer allí necesitas tener en
control la totalidad de las ocupaciones. La pausa es necesaria para mantener
alta tu energía y claridad en las tareas que realmente merecen tu atención.

5. 
Dedica tiempo a tu familia: No olvides equilibrar tu tiempo familiar. 

Cultiva y ama a tu red de apoyo. Son los que siempre te estarán acompañando. Siembra
allí semillas para ellos también liberen su grandeza.