SER

La confianza ha sido siempre fundamental tanto en nuestras relaciones laborales como en las personales. Sin embargo, es un elemento que solemos dar por sentado a pesar de que vivimos en una época signada por escándalos corporativos.
No hay virtud más valiosa que la confianza: todo líder debería aprender a cultivarla y promocionarla a lo largo y ancho de su organización. La razón es que la confianza incide en la
velocidad y los costos. Si hay poca confianza, habrá poca velocidad y los costos aumentarán. En cambio, cuando hay confianza, la velocidad aumenta y los costos disminuyen.

En el presente texto, los autores nos brindan una serie de instrumentos para aprender a cultivar, aumentar y conservar la confianza en las diversas esferas de nuestra vida: personal, relaciones, corporativa y comunitaria.

DESCARGA

Es un libro que ofrece la posibilidad de explotar el potencial interior, que permite liberarse desde el momento en punto en que se siente amor por la persona que somos, se progresa, enseña que el amor es la fuerza más potente que existe, pero se debe comenzar por el amor a si mismo para bien de la humanidad.

DESCARGA

El enojo es una realidad de la vida, pero…Un familiar hace un comentario inapropiado sobre el peso de su hijo. El conductor del automóvil de atrás lo viene siguiendo muy cerca en la autopista. Su esposa se olvida de cargar gasolina y deja el tanque vació otra vez. La vida está llena de frustraciones; algunas grandes, otras pequeñas. Y aunque no explote, es fácil llenarse de amargura y enojo como consecuencia de disgustos, heridas, rechazo y ofuscación. El enojo es una realidad de la vida, pero no tiene que controlar su vida. Y de hecho, el enojo puede usarse para bien ¡y hasta puede cambiar el mundo! En El Enojo: Cómo Manejar Una Emoción Poderosa De Una Manera Saludable, la edición revisada y actualizada de La Otra Cara Del Amor, el doctor Gary Chapman nos ofrece útiles, y a veces sorprendentes, perspectivas de por qué usted se enoja y que puede hacer al respecto. Mediante ejemplos verdaderos y relaciones transformadas de la vida real, Gary Chapman explica cómo: – Reconocer las diferencias entre el enojo malo y el enojo bueno. – Usar el enojo para motivar un cambio positivo. – Liberar el resentimiento que se está gestando hace tiempo. – Enseñar a sus hijos cómo tratar el enojo. Además incluye una guía de 13 sesiones para fomentar el debate, perfecta para grupos pequeños, y preguntas para la reflexión de cada capítulo.

DESCARGA

Básicamente, nuestro carácter está compuesto por nuestros hábitos. Los hábitos son factores poderosos en nuestras vidas. Dado que son pautas consistentes, a menudo inconscientes, de modo constante y cotidiano expresan nuestro carácter y generan nuestra efectividad… o inefectividad.

Según dijo alguna vez el gran educador Horace Mann: “Los hábitos son como hebras. Si día tras día las trenzamos en una cuerda, pronto resultará irrompible”. Personalmente, no estoy de acuerdo con la última parte de esta sentencia. Sé que los hábitos no son irrompibles; es posible quebrarlos. Pueden aprenderse y olvidarse. Pero también sé que hacerlo no es fácil ni rápido. Supone un proceso y un compromiso tremendo.

Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva son los siguientes:

  1. El hábito de la proactividad nos da la libertad para poder escoger nuestra respuesta a los estímulos del medioambiente. Nos faculta para responder de acuerdo con nuestros principios y valores. En esencia, es lo que nos hace humanos y nos permite afirmar que somos los arquitectos de nuestro propio destino.
  2. Comenzar con un fin en mente hace posible que nuestra vida tenga razón de ser, pues la creación de una visión de lo que queremos lograr permite que nuestras acciones estén dirigidas a lo que verdaderamente es significativo en nuestras vidas.
  3. Poner primero lo primero nos permite liberarnos de la tiranía de lo urgente para dedicar tiempo a las actividades que en verdad dan sentido a nuestras vidas. Es la disciplina de llevar a cabo lo importante, lo cual nos permite convertir en realidad la visión que forjamos en el hábito 2.
  4. Pensar en Ganar-Ganar nos permite desarrollar una mentalidad de abundancia material y espiritual, pues nos cuestiona la premisa de que la vida es un “juego de suma cero” donde para que yo gane alguien tiene que perder.
  5. Buscar entender primero y ser entendido después es la esencia del respeto a los demás. La necesidad que tenemos de ser entendidos es uno de los sentimientos más intensos de todos los seres humanos. Este hábito es la clave de las relaciones humanas efectivas y posibilita llegar a acuerdos de tipo Ganar-Ganar.
  6. Sinergizar es el resultado de cultivar la habilidad y la actitud de valorar la diversidad. La síntesis de ideas divergentes produce ideas mejores y superiores a las ideas individuales. El logro del trabajo en equipo y la innovación son el resultado de este hábito.
  7. Afilar la sierra es usar la capacidad que tenemos para renovarnos física, mental y espiritualmente. Es lo que nos permite establecer un equilibrio entre todas las dimensiones de nuestro ser, a fin de ser efectivos en los diferentes papeles (roles) que desempeñamos en nuestras vidas.

Los 7 hábitos no son un conjunto de partes independientes o fórmulas fragmentadas. En armonía con las leyes naturales del crecimiento, proporcionan un enfoque gradual, secuencial y altamente integrado del desarrollo de la efectividad personal e interpersonal. [pulsa aquí para leer ahora el resumen completo de Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva]

DESCARGA

La vida de todo individuo u organización oscila entre dos estados: triunfo o fracaso. Y así como el triunfo engendra más triunfo, el fracaso engendra más fracaso. Así que el secreto del éxito es aprender a propiciar un ciclo de continuos triunfos, o rachas ganadoras. La única manera de lograrlo es creando confianza. La confianza es un sentimiento que se filtra por toda la organización y pone en sintonía expectativas con el rendimiento; es el elemento que permite sortear las circunstancias externas a la organización. Este texto presenta una serie de consejos prácticos para aprender a propiciar rachas de triunfos y salir de las rachas de fracaso. Entre los temas tratados están: crecimiento y erosión de la confianza y el arte de crear confianza.

DESCARGA

Los consultores Jasón Jennings y Laurence Haughton revelan cómo las empresas de mayor éxito del planeta han llegado a la cabeza de su sector y han sabido mantenerse siempre un paso por delante de sus competidores. ‘No es el grande el que se come al chico es el rápido el que se come al lento’ contiene todos los secretos y las tácticas usadas para alcanzar un gran éxito en el sector elegido a una velocidad de vértigo. 

De esta forma usted aprenderá a: 
Pensar con rapidez previniendo y detectando tendencias.
Tomar decisiones rápidas aplicando reglas y valorando estrategias.
Salir al mercado con rapidez explotando sus ventajas e institucionalizando la innovación. 
Seguir siendo rápido permaneciendo flexible y en contacto cercano con el cliente. 

Jennings y Haughton ha recorrido el mundo y han penetrado hasta el corazón de las empresas más rápidas para conocer y aprender los métodos que usan en sectores que van desde la venta al por menor a la comida rápida, de los servicios financieros hasta la comunicación.

DESCARGA

En el resumen del libro La Iluminación es la Espiritualidad, el autor inicia planteando los siguientes interrogantes: ¿Se puede decir que en estos últimos días no te has sentido como un hombre libre y feliz, sin problemas ni preocupaciones?. ¿No te has sentido así?. Pues estás dormido. ¿Qué ocurre cuando estás despierto?. No cambia nada, todo ocurre igual, pero tú eres el que ha cambiado para entrar en la realidad. Entonces lo ves todo claro.

La Iluminación

Despertarse es la espiritualidad, porque sólo despiertos podemos entrar en la verdad y descubrir qué lazos nos impiden la libertad. Esto es la iluminación. Es como la salida del sol sobre la noche, la luz sobre la oscuridad. Es la alegría que se descubre a sí misma, desnuda de toda forma. Esto es la iluminación.

¿Qué hace falta para despertarse?. No hace falta esfuerzo, ni juventud, ni discurrir mucho. Sólo hace falta una cosa, la capacidad de pensar algo nuevo, de ver algo nuevo y de descubrir lo desconocido. Es la capacidad de movernos fuera de los esquemas que tenemos. Ser capaz de saltar sobre los esquemas y mirar con ojos nuevos la realidad que no cambia.

La base del sufrimiento es el apego, el deseo. En cuanto tú deseas una cosa compulsivamente, que pones todas tus ansias de felicidad en ello, te expones a la desilusión de no conseguirlo. De no haber deseado tanto que tu amigo te acoja, te contemple, y te tenga en cuenta; de no desearlo tanto, no te importaría su indiferencia ni su rechazo. Donde no hay deseo-apego, no hay miedo, porque el miedo es la cara opuesta al deseo, inseparable de él.

Hay un proverbio oriental que dice: «Cuando el arquero dispara gratuitamente tiene con él toda su habilidad». Cuando dispara esperando ganar una hebilla de bronce, ya está algo nervioso. Cuando dispara para ganar una medalla de oro, se vuelve loco pensando en el premio y pierde la mitad de su habilidad, pues ya no ve un blanco, sino dos.

Su habilidad no ha cambiado pero el premio lo divide, pues el deseo de ganar le quita la alegría y el disfrute de disparar. Quedan apegados allí, en su habilidad, las energías que necesitaría libres para disparar. El deseo del triunfo y el resultado para conseguir el premio se han convertido en enemigos que le roban la visión, la armonía y el goce.

No imitéis a nadie, ni siquiera a Jesús. Jesús no era copia de nadie. Para ser como Jesús, has de ser tú mismo, sin copiar a nadie, pues todo lo auténtico es lo real, como real era Jesús.

Para despertarse, el único camino es la observación.

Es irse observando uno a sí mismo, sus reacciones, sus hábitos y la razón de por qué respondes así. Observarse sin críticas, sin justificaciones ni sentido de culpabilidad ni miedos a descubrirla verdad. Has de conocerte a fondo.

Las cosas sólo serán cuando deban ser, por mucha prisa que te des. La realidad no es algo que se pueda forzar ni comprar. Se trata de ver la realidad tal como es. Lo cierto es que ya estás en ella, siempre lo has estado, pero la buscas, como aquel pez que iba loco buscando el océano. Lo único que no te deja ver es tu programación y tus exigencias.

Nos movemos a base de prejuicios, de recuerdos y tópicos. Es peligroso vivir de la memoria, del pasado. Sólo el presente está vivo, y todo lo pasado está muerto, no tiene vigencia. Incluso el futuro no existe. Sólo hay vida en el presente, y vivir en el presente supone dejar los recuerdos, como algo muerto, y vivir las personas y los acontecimientos como algo nuevo, recién estrenado, abierto a la sorpresa que cada momento te puede descubrir. Es el ahora el que importa, porque ahora es la vida, ahora todo es posible, ahora es la realidad.

Los hombres buscan y huyen de tantas cosas, y no entienden que, tanto lo que buscan fuera como de lo que huyen, está dentro. Estás intentando escapar de algo que está dentro de ti: tu inconsciente, en donde están grabadas todas tus programaciones. Y lo que buscas: el amor, la felicidad, están dentro de ti, eres tú mismo. Es el despertar a tu suficiencia lo que va a liberarte.

La persona libre es la que es capaz de decir sí o no con la misma sencillez en cualquier circunstancia. Si a veces dices sí por no desilusionar a la gente, eso no es amor, es cobardía. Un gran ejercicio para el amor es saber decir no.

El hombre se afana en descubrir a Dios, pero no se afana en descubrirse a sí mismo.

¿Cómo es ese hombre que busca a Dios?. Si no te conoces a ti mismo no podrás conocer a nadie. Tú te moverás como un autómata.

El maestro no es el que guía, sino el que ayuda a que te descubras tú mismo y descubras, desde ti, la realidad. El no puede definirla ni explicarla, sino ayudarte a sensibilizarte para que puedas percibirla por ti mismo.

Jesucristo se sensibilizó a la vida y no a la religión. ¿Cómo puedes amar lo que no has vivido y ni siquiera has visto con ojos despiertos?. Tu vocación es ser «Cristo», no cristiano. Ser sensible y abierto a las personas y a la vida. Ser libre, directo, inconsistente, imprevisible como El lo fue.

Te despertarás a base de cuestionarte cada creencia tuya y todas las que te vengan del exterior. Si no te agarras a ningún concepto, cosa o ideología, te será fácil descubrir en seguida dónde está la verdad y la realidad, que es la voluntad de Dios escrita en la vida.

La mejor manera de acercarte a la verdad es que pases tiempo mirando el mar, el campo, la naturaleza y, sobre todo, que repares en las personas como seres nuevos, sin conceptos, sin memoria, y que las escuches desde adentro con tu corazón abierto de par en par, comprendiéndolas, amándolas: Esta es la mejor oración.

DESCARGA