oma.com.co

Liderazgo mal remunerado

Cómo manejar la desmotivación laboral

Una de las causas más frecuentes de los ambientes laborales tóxicos es el descontento de los trabajadores con las políticas de la empresa, mayormente con la política de remuneración salarial. Los colaboradores que se sienten mal remunerados por su trabajo y sus aportes se desmotivan fácilmente ya que sienten que no están siendo reconocidos, tanto por su potencial como por sus logros obtenidos en beneficio de la organización.

Hemos podido conversar con personas que afirman que gracias a su trabajo se pudo lanzar al mercado un producto ganador, el cual está obteniendo gran utilidad pero aun así, la remuneración recibida sigue siendo la misma, un estándar que en muchos casos ni siquiera corresponde con la realidad económica del país y tal vez no llega a cubrir todos los gastos personales de ese colaborador.

Cuando esto sucede comienza la rotación de trabajadores, lo que no permite una formación constante y apropiada para llevar el cargo a un adecuado desempeño, ya que las personas se sienten desmotivadas e infelices, e inmediatamente comienzan a buscar opciones que llenen esas expectativas salariales con las cuales nivelen sus necesidades y muchas veces generando sobrecargas personales.

Cuando se es líder de un equipo, esta es una variable muy importante a tener en cuenta, para un líder el desempeño de un equipo lo es todo, es la razón misma del liderazgo, construir un equipo motivado, feliz y por ende de alto desempeño cuya consecuencia son epectativas de desempeño y logros de resultados que superan espectativas.

Qué puedo hacer yo como líder para tener un equipo bien remunerado:

  • Evaluar muy bien las características del cargo y el perfil profesional del colaborador junto con el departamento de gestión humana, es impotante validar que los niveles salariales son justos y acordes a las necesidades de los colaboradores y en coherencia con la rentabilidad de la organización
  • Conversar con el colaborador sobre las expectativas salariales que tiene a cambio de su gestión y desempeño en el cargo que ejerce, busque negociar a fin de lograr a un acuerdo satisfactorio para ambas partes.
  • Proponer alternativas como: bonificaciones por desempeño (reales y tangibles) ajustes salariales con sentido anuales, seguros en salud, obsequios para sus hijos en fechas especiales, apoyo con escolaridad, entre otros que logren impactor una consciencia de mutual contribución.
  • Implementar salarios emocionales, que si bien no brindan la capacidad de adquirir un bien material, motivan y comprometen profundamente al colaborador con la organización como: reconocimientos, premios por logros, dias libres o de home office, dia de cumpleaños libre, espacios de recreación y descanso dentro del ambiente laboral, actividades grupales que fortalezcan los lazos entre el equipo de trabajo.

Estas son solo algunas recomendaciones que como líder de una empresa o de un equipo puedes tomar en cuenta al momento de definir la remuneración global del equipo. Es muy importante entender que la rotación de personal causa una gran pérdida económica a la organización, en nuevos esfuerzos y procesos para la selección, en nuevas capacitaciones y formaciones para el cargo, y lo más valioso, el tiempo perdido,  mientras que retener oportunamente al talento humano supone un crecimiento sostenido, que se proyecta en el éxito de la organización.

Ahora, la otra cara de la moneda, ¿qué pasa si el mal remunerado es el líder del equipo?

Es delicado para una organización que sus líderes estén descontentos y desmotivados, sobretodo si es por temas económicos o salariales. Cuando un líder está desmotivado no es capaz de conducir a su equipo por el camino del éxito. Al igual que todos los colaboradores, los líderes son seres humanos con necesidades, con sentimientos y emociones y con grandes responsabilidades sobre sus hombros como lo son mantener a un equipo feliz y productivo.

Entonces, como líder qué hacer si estoy viviendo una situación como esta? lo más importante es conversar con sus superiores para exponerles dicha incomodidad, al nivel del cargo de líder de equipo, es funadamental mantener una relación confinable y active con los demas lideres y su linea superior en mando. Se debe procurar mostrar todos los argumentos que nos llevan a determinar que hay una mala remuneración y presentarlos con total honestidad, basados siempre en el respeto y en la comunicación asertiva, evitando emitir juicios  sobre la organización o sobre sus lideres sin antes concoer sus posiciones o inquietudes.

Otra cosa muy importante y sobre todo muy ética, es evitar transmitir ese descontento al equipo que se lidera, ante todo cuidar de comportarnos de manera profesional hasta poder llegar a un acuerdo con el empleador en función del bien personal, profesional y de la organización.

Un líder empoderado tiene la capacidad de manejar y negociar con su entorno, no solamente con su equipo directo. Si te sientes mal remunerado ¡Manos a la obra! Apóyate en tus capacidades y consigue tu remuneración deseada.

Si necesitas ayuda en este tema contáctanos para una sesión de coaching ejecutivo y empresarial para poner todas las herramientas en tus manos que te permitan manejar estas situaciones. En Open Mind Advisor estamos para acompañarte

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest