oma.com.co

Desarrollo de habilidades laborales

¿Qué hacer si tengo temor de que me van a despedir?

Tener la sensación de que puedes ser despedido es una idea más frecuente de  lo que imaginamos. Y más vale mirar de frente la posibilidad de prever una salida que ignorar la situación y encontrarte ante una realidad como ésta, sin ninguna alternativa de acción.

Lo primero que te invitaría a reflexionar, para ayudarte mejorar tus habilidades laborales, es ¿de dónde viene este pensamiento? Surge de un temor intrínseco o inseguridad personal? O existe en el entorno situaciones y hechos que pueden dar a entender un retiro inminente. Ante este situación la mejor alternativa es actuar y revisar las situaciones personales y organizacionales con la mejor Honestidad, con Humildad y Valentía, para enfrentar cualquier realidad, que en este momento, te esté retando la vida.

Te planteo a continuación algunas alternativas que te permitirán ser más objetivo y asumir el momento con valentía para hacer de la situación una gran oportunidad de aprendizaje:

–       SI este sentimiento de que vas a ser despedido surge por falta de resultados: evalúa primero si La falta de resultados son personales o del equipo. Identifica si hay temas de desconocimiento personal que te están impidiendo llegar a los resultados esperados, o si la falta de resultados corresponde a una acción coordinada con otras áreas y los bajos resultados efectivamente nos afectan a todos?

       Tener estas claridades te permiten también una postura empoderada, a la hora de conversar el equipo implicado en la consecución de los objetivos, o con las personas que se pueden comprometer contigo en la superación de nuevas metas más retadoras.

–       Revisar el nivel de confianza y la relación con tu líder directo, este temor lo puedes resolver teniendo un feedback de tu líder. La posibilidad de una conversación abierta y en la confianza de identificar como tu líder está viendo el nivel de desempeño que estás teniendo,  qué tan satisfecho se encuentra con tu aporte al equipo.  Puede ser la oportunidad de entender, que aunque los resultados no te estén acompañando en este momento, tu líder reconoce tu aporte, la gestión que estas realizando y esta misma confianza puede facilitarles la construcción de nuevas alternativas en conjunto. Estos tipo de confianza y claridad con el líder facilita menos niveles de tensión y como consecuencia toda tu atención puede estar enfocada más en la generación de nuevas ideas y estrategias para el avance.

–       Identifica tus fortalezas y oportunidades de mejora. También se hace válido e importante contar con la objetividad suficiente para reconocer las grandezas o potenciales por las que estás ocupando el cargo que tienes, mientras que también reconocer las oportunidades de mejora que pueden engrandecer aún más tus fortalezas. Estos niveles de realidad permiten establecer planes de desarrollo que puedan apalancar los resultados esperados con mayor certeza de cada logro asegurado de manera sostenible, los resultados duraderos usualmente son consecuencia de una adecuada gestión de conocimiento, de la madurez profesional y el ejercicio dedicado de autoconsciencia en el desarrollo personal. Un verdadero Líder no se considera agendo a las situaciones donde vive, por lo cual cada oportunidad de mejora en los resultados o en las situaciones laborales, también las convierte en oportunidades de aprendizaje a nivel personal.

–       Trabaja en tus oportunidades y muestra disposición al aprendizaje y sacar provecho de las situaciones difíciles. Evidenciar que toda situación nos abre nuevas oportunidades de aprendizaje, es lo que te constituye en el interlocutor confiable para tus líderes y te hacen parte de las soluciones y no de los problemas en la organización o en la consecución de los resultados esperados. Para tus líderes es más importante tener una persona ocupada de aprender, de reflexionar y de comprometerse en el desarrollo para el aporte y la búsqueda de soluciones. Éstas son relaciones que aseguran la constante renovación de aprendizajes organizacionales y la construcción de alternativas que permiten la futura sostenibilidad de los negocios. Adicionalmente es importante considerar que parte del desarrollo personal puede estar centrado en la claridad de que se ha cumplido un ciclo en tu lugar de trabajo y que en el momento es evidente que los aportes que la organización requiere, no están en tus manos y esto no necesariamente significa que tu trabajo sea malo, simplemente es el momento de avanzar y para ello es importante estar al tanto de tus necesidades de desarrollo para mantenerte vigente en el mundo laboral.

Bien, estas podrían ser algunas de las alternativas que te facilitan empoderarte ante el temor de ser despedido, sin embargo, reconozco por la experiencia que cada situación es tan particular y única que amerita consultar, si sientes que aun después de revisar estos aspectos hay inquietudes que siguen saltando para tu reflexión, estamos para acompañarte y hacer del momento que estás viviendo una buena alternativa de aprendizaje. Contáctanos y consulta nuestros entrenamientos específicos en desarrollo de habilidades laborales.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest