Hay personas que te encuentras por ahí y deseas rápidamente volver a saber de ellas porque cada encuentro eleva tu energía y aporta bienestar a tu ser, te sientes fortalecido y libre de ser quien eres. ¿Te ha pasado? También sucede que te encuentras personas que tratas de evitar porque cada vez que las ves quedas agotado. Por eso buscas excusas para no encontrarte con ellos o, ante lo inevitable, prefieres hacer un esfuerzo para que el encuentro dure lo menos posible. Álvaro González Alorda menciona a esas personas como aquellas personas que te dan o te quitan gasolina.

Si bien en la entrada pasada tocamos el tema de las personas tóxicas, la invitación esta vez es a revisar si tú eres una de ellas.

¿Eres de los que dan o quitan gasolina a las relaciones?

Aquí te dejo unos tips para saberlo:

  1. Sientes con frecuencia que la vida es injusta contigo y te molesta ver personas en condiciones mejores que tú.

¿Te molestan los éxitos de los demás y por lo mismo no los reconoces? ¿Piensas que si a ti te va mal también le debería ir mal a los demás? ¿Intentas culpar a otros o a las instituciones de tus dificultades? Recuerda que la vida es de ciclos y que estos tienen subidas y bajadas, y que lo realmente importante es hacer el camino con la disposición de aprender. Cuando te mueves culpando a otros logras alejar personas que pueden llegar a ser un referente importante para tu aprendizaje.

2. Eres reactivo ante los comentarios, observaciones u oportunidades de mejora que otros te pueden ofrecer.

Si tienes una imagen tan perfecta de ti mismo que nadie puede aportar para tu aprendizaje, o no puedes evitar responder antes de permitirte reflexionar en la veracidad de lo que te dicen, estás comportándote como una persona tóxica. Este tipo de comportamientos difícilmente les aportan a las relaciones y hará que los demás tengan que hacer grandes esfuerzos para comunicarse efectivamente contigo.

3. Manipulas hasta lograr lo que quieres de las otras personas.

¿Sientes el impulso de agredir verbalmente o elevar tus tonos para lograr lo que quieres? ¿Usas tácticas de manipulación para conseguir lo que deseas?

4. Hablas mal de otros.

¿Prefieres hablar con otras personas sobre lo que te molesta de alguien, en vez de abordarlo directamente con la persona implicada? Cuando buscas indisponer a otras personas para sentir que tienes razón o quizá para ganar aliados, se van generando atmósferas de difícil comunicación que deteriorarán las relaciones.

Entonces, ¿cómo puedo evitar ser una persona tóxica?

  • Sé sincero contigo mismo, enfrenta tus inseguridades y ten valentía para trabajar tu amor propio.
  • Eleva tu autoestima y aprende a aceptar, a respetar a otros tal como son y a comunicarte con las diferentes personas.
  • Busca ayuda profesional si tus comportamientos están tan arraigados que realmente te cuesta modificar este tipo de comportamiento.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *