Uno de los temas de última generación que más resuena en el mundo acelerado, y al que nos han llevado las nuevas tecnologías, es la efectividad en el uso del tiempo y la productividad.

Lo cierto es que hacer mucho no es garantía de ser personas productivas y efectivas. Invertir mucho tiempo en nuestras actividades tampoco es sinónimo de calidad en nuestra labor.

Y como sentirnos productivos es tan importante para nuestra labor como para nuestra experiencia personal, te daré señales que demuestran que estamos siendo productivos.

Nos liberamos de tareas que no son productivas.

Hacemos más en menos tiempo.

Logramos el cierre de tareas y compromisos, disminuimos los pendientes.

Realizamos labores que contribuyen a los objetivos.

 

Recuerda que ser productivo no implica dejar de lado nuestra vida personal.

Vivir en balance es la mejor señal de nuestra capacidad productiva.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *